Museos VIVOS

Gracias a la colaboración estrecha con el Ayuntamiento y al Museo de Historia de Madrid, Vidibond tuvo la oportunidad de materializar uno de sus proyectos más ambiciosos e innovadores: «Museos Vivos».

El corazón de este proyecto radica en la implementación de la tecnología de realidad aumentada, la cual ha permitido traer a la vida algunos de los momentos más icónicos y trascendentales de la historia de Madrid. A través de la simple interacción con sus dispositivos móviles, los visitantes del museo son transportados a distintas épocas y eventos históricos, proporcionando una experiencia educativa inmersiva y cautivadora.

Uno de los puntos más destacados de esta experiencia es el Plano de Teixeira del siglo XVII. Con nuestro sistema de realidad aumentada, los visitantes pueden superponer edificaciones actuales con aquellas del pasado, descubriendo así estructuras y edificios que, aunque ya no existen, dejaron una huella imborrable en la historia de la ciudad.

Otro hito impactante es la recreación del incendio del antiguo Alcázar, un evento que cambió para siempre el panorama arquitectónico de Madrid y dio origen al actual Palacio de los Borbones. Esta representación no solo muestra el evento en sí, sino que también captura la emoción y el drama del momento.

Finalmente, el proyecto permite a los visitantes conectarse con la obra «Alegoría de Goya», permitiéndoles no solo apreciar la belleza de la pintura, sino también vivir la turbulenta historia de la España de la primera mitad del siglo XIX. A través de animaciones y narraciones envolventes, se presenta un panorama detallado de los eventos y circunstancias que rodearon a esta obra maestra.

En conjunto, «Museos Vivos» es mucho más que una simple exhibición: es una puerta al pasado, un viaje en el tiempo que combina el arte, la historia y la tecnología de vanguardia para brindar una experiencia única y enriquecedora a todos sus visitantes. Vidibond está inmensamente orgulloso de haber sido el motor detrás de este proyecto revolucionario, y estamos entusiasmados por las posibilidades que la realidad aumentada puede ofrecer en el mundo de los museos y la educación en el futuro.